viernes, 4 de noviembre de 2011

No es por no actualizar

y tampoco porque no leí libros, ni mucho menos. Será que no sé por cuál empezar,y antes de poder realizar una reseña ya estoy inmersa en otra novela, ahogada por las emociones, leyendo con avidez, empapándome en palabras.

Vale, vale, que no todos fueron precisamente best-sellers, y que también, para desconectar un rato, me leí uno, o dos....o puede que incluso tres, de histórica romántica (mi truco para despegarme de literatura absorbente), pero esos no los reseño, va contra mi religión.

Pequeñísimas reseñas de Divergente, Sin Alma, Tempus Fugit, y El Amor más allá de los Tiempos




1-. Divergente, de Verónica Roth: Una historia distópica, aparentemente no-traumatizante (nada como los Juegos del Hambre, más bien como la saga de los Feos). Cargada de acción, tramas secundarias que se enrevesan, enviándonos al borde, antes de alzarnos en una espiral de frenesí. Un libro del que os juro, no podreis despegar los ojos.

"En el Chicago distópico de Beatrice Prior, la sociedad está dividida en cinco facciones, cada una de ellas dedicada a cultivar una virtud concreta: Verdad (los sinceros), Abnegación (los altruistas), Osadía (los valientes), Cordialidad (los pacíficos) y Erudición (los inteligentes). En una ceremonia anual, todos los chicos de dieciséis años deben decidir a qué facción dedicarán el resto de sus vidas...."
Una elección que delimita quiénes son tus amigos.
Una elección que define tus creencias.
Una elección que determina tus lealtades... para siempre.

Una sola elección puede transformarte.
 

 2-. Sin alma- El protectorado de la sombrilla de Gail Carriger:  Una divertida novela de vampiros, licántropos y sombrillas en pleno Londres Victoriano.

Alexia Tarabotti debe desenvolverse bajo muchas y variadas tribulaciones sociales. En primer lugar, no tiene alma. En segundo, es una soltera cuyo padre es italiano y, además, está muerto. Y en tercer lugar, ha sido groseramente atacada por un vampiro sin ningún respeto por la etiqueta social. ¿Qué puede esperarse de todo eso? Aparentemente, nada bueno, pues Alexia mata accidentalmente al vampiro y el atroz Lord Maccon (ruidoso, indecoroso, atractivo y hombre lobo) es enviado por la Reina para investigar el caso.

Con inesperados vampiros apareciendo y esperados vampiros desapareciendo, todo el mundo parece estar convencido de la culpabilidad de Alexia. ¿Será capaz de averiguar lo que está sucediendo realmente en la alta sociedad londinense? ¿Su habilidad para anular los poderes sobrenaturales debido a su carencia de alma demostrará ser útil o simplemente embarazosa? Y, finalmente, ¿quién es el auténtico enemigo? Y ¿tendrán tarta de melaza?

Así por lo pronto, lo único negativo que le encontré fue el lío padre por el que la autora nos intenta explicar qué es un preternatural, qué significa ésto, cómo encaja esto en la sociedad (victoriana o no). La forma de explicarlo es...original, claro, pero...rara. No puedo definirla de otra forma. Tal vez eso pueda echaros para atrás de un comienzo, pero seguid adelante, y leereis un fantástico libro.

* * *

3-. Tempus Fugit, de Javier Ruescas: ¡Tenemos uno vivo! Esteee español, quería decir. Llevaba tiempo queriendo leer acerca del Tiempo y sus Ladrones de Almas, de Futuros... El libro me recuerda en parte a Laura Gallego y por otra a Philipp Pullman y su saga la Materia Oscura. Pero el por qué, tendreis que descubrirlo ;)

No es un best-seller, no es el libro mejor escrito del mundo, pero está bien para pasar la tarde con algo entre manos, imaginando, soñando, y qué decir que maravillándose por lo que puede surgir de la pluma del joven escritor (joven, sí, apenas meses mayor que yo, o así. Y aquí sigo sin mi best-seller publicado xD) Ahí os va el resumen:


El mundo como lo conocemos ha dejado de existir. Es el futuro. Una temible plaga ha dejado en coma a numerosos adolescentes y la empresa Tempus Fugit se alza como la gran salvadora debido a sus cabinas de teleporte. En esta situación las vidas de tres jóvenes se cruzarán sin motivo aparente, pero con un destino común. Un muchacho de otro tiempo que sólo desea regresar a su época, una joven sin pasado y un ladrón de futuros intentarán comprender quiénes son y cuál es su misión antes de que el amor los arrastre y su tiempo se agote.

* * *


4-. Trilogía el Amor Más Allá del Tiempo (Rubí, Zafiro, Esmeralda): Y no, no estoy hablando de Pokémon, si no de la trilogía de la magnífica Kerstin Gier. Por fin, con Esmeralda entre mis zarpas, haría/haré/posiblemente/ cuando la pereza, mi peor Pecado, se vaya.... una reseña triple (yaii!).

Por no spoilear por si alguien no se lo leyó, dejo resumen de Rubí. 


En casa de Gwendolyn Sheperd nada ni nadie es del todo “normal”, empezando por su excéntrica (¡y cotilla!) tía abuela Maddy, que tiene extrañas visiones, pasando por Lucy, que se escapó de casa hace 17 años sin dejar rastro alguno...
Y para acabar, también está Charlotte, su encantadora y (rabiosamente) perfecta prima, quien, según parece, ha heredado un extraño gen familiar que le permitirá viajar en el tiempo. 

Pero un increíble secreto está a punto de salir a la luz: la portadora del misterioso gen para viajar a través del tiempo no es Charlotte, ¡sino la propia Gwen! 

Ella es, en realidad, la duodécima (¡y la última!) viajera en el tiempo y se dice que cuando su sangre se una a la de los otros once viajeros, se cerrará el misterioso “Círculo de los doce”.
Para obtener más información, Gwen deberá viajar al pasado y por suerte o por desgracia, no lo hará sola: la acompañará el undécimo viajero en el tiempo, el arrogante, atractivo y sarcástico Gideon, con quien va a vivir algo más que una peligrosa carrera a través del tiempo…

Qué decir que la trilogía es cuanto menos divertida, entretenida, me encantan los viajes en el tiempo (por ejemplo, la saga, más para adultos, de Karen Chance Cassandra Palmer), en la que te despiporras, directamente. Aunque ésta sea más para adolescentes, primer amor, blablá, y con la confusión que tiene nuestra Gwenny-hormonas-revolucionadas-, también conocida como Gwen-me-enamoro-en-dos-días, hasta el tercer libro realmente no nos viene la explicación real, la resolución de los misterios, cada vez más impactantes, las divertidas escenas espacio-tiempo. En fin, toda solución (de momento para mí, no toda, que no lo terminé xD).



*Gracias Kerstin por decidirte a hacerlo (hay un vídeo de ella que decía que hasta Esmeralda no le vino esa inspiración divina). Un poco más y tendríamos que haber llamado a la Máquina del Misterio.




Seguiría, pero blogger me borró el resto de la entrada, ¡gracias! Para más información mirar a vuestra derecha, el nuevo widget, y vereis de qué hablaba xD A disfrutar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Cuando se lee un libro según qué estado de ánimo, sólo se encuentran en él interpretaciones de ese estado.

Georges Duhamel."


Y a tí, ¿te ha pasado?

Talvezteinterese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...